Nuestras bodegas han sido construidas bajo la norma norteamericana NFPA, pauta de almacenamiento seguida por el SEREMI de Salud de la Región Metropolitana desde noviembre de 1998, y cuentan con la mejor tecnología para almacenar sustancias peligrosas, conforme a la Norma Chilena 382, para las siguientes clases:
· Clase 2: gases comprimidos.
· Clase 3: líquidos inflamables.
· Clases 4.1 – 4.2: sólidos inflamables.
· Clase 6: tóxicos.
· Clase 8: corrosivos.
· Clase 9: sustancias y objetos peligrosos varios.